El gestor de la comunidad es el principal responsable del estado de la misma, pero no todos tienen la misma profesionalidad. De aquí que en ocasiones sea necesario plantearse un cambio de administrador.

¿Cuándo hacer el cambio de administrador de fincas?

Aunque en realidad el cambio puede hacerse en cualquier momento, lo mejor es esperar a la fecha de vencimiento del contrato, así la comunidad se ahorra tener que indemnizar al gestor despedido.

Lo habitual es que los contratos de arrendamiento de servicios tengan una duración de un año, produciéndose la renovación tácita de año en año si no se inician acciones para poner fin a la relación contractual.

Sabiendo la fecha de vencimiento de contrato se puede:

  • Convocar la junta de vecinos unos días antes.
  • Convocar la junta justo para la fecha de extinción del contrato.
  • Convocar la junta antes, acordar la extinción del contrato y que el administrador siga en su puesto hasta que llegue la fecha de finalización.

Convocatoria a junta para el cambio de administrador

Cuando se trata de cómo cambiar de administrador de fincas debemos tener en cuenta que para extinguir su contrato debe haber un acuerdo adoptado en junta de propietarios.

Esta decisión se puede tomar en la junta ordinaria de propietarios. La otra alternativa es convocar una junta extraordinaria. Esto se puede hacer si el presidente lo considera conveniente, lo pide una cuarta parte de los propietarios o una cuarta parte de los coeficientes de participación.

Junta extraordinaria para echar al administrador

En caso de querer echar al administrador de fincas, en el orden del día deberá figurar expresamente el posible cambio de administrador y la convocatoria a junta deberá hacerse con al menos siete días de antelación.

Basta la mayoría simple para adoptar el acuerdo, pero el mismo deberá ser comunicado a todos los vecinos y esperar el plazo establecido para alegaciones. Si no las hay, el cambio de administrador se hará efectivo.

Acordada la salida del administrador, el mismo deberá entregar en la fecha pactada toda la documentación relativa a la comunidad de vecinos al nuevo administrador y ponerle al día sobre los asuntos que estén pendientes de resolver.

El nuevo administrador

No es necesario que en el momento de votar el cambio de administrador ya se haya elegido uno nuevo. Pero es conveniente que el presidente tenga al menos tres presupuestos que presentar a los vecinos para que puedan elegir. Puedes utilizar este directorio para obtener presupuestos ahorrando tiempo y dinero.

El presupuesto debe establecer el precio mensual más IVA (en estos casos es de un 21%). El administrador es libre a la hora de establecer sus honorarios, y debes tener en cuenta que estos pueden variar en función de cuestiones como el número de viviendas, el tipo de zonas comunes, etc.

Lo más recomendable es que el presupuesto por los servicios de administración de fincas indique exactamente qué servicios incluye el precio dado.

A la hora de tomar la decisión sobre el nuevo administrador los vecinos deben valorar tanto el precio ofertado como los servicios que incluye y la calidad de los mismos. Hacer la elección teniendo como único criterio de decisión el precio no suele ser una buena idea.

Compartir en: