Cualquier propietario de un inmueble tiene contratado un seguro de hogar para protegerlo de las posibles contingencias que se puedan presentar. En el ámbito de la propiedad horizontal, sucede lo mismo, ya que los dueños de las distintas viviendas de un edificio suelen constituirse como comunidad de propietarios para ocuparse de la gestión y el mantenimiento de las zonas comunes del edificio, finalidad para la que suelen contratar seguros de la comunidad de vecinos.

Estos seguros cuentan con ciertas coberturas básicas y con otras opcionales, siempre con el objetivo de cubrir cualquier daño que puedan sufrir las propiedades comunes. Además, no solo pueden evitar algunas derramas cuantiosas, sino que también mejoran la convivencia entre vecinos.

¿Es obligatorio tener seguro en una comunidad de propietarios?

Si bien es cierto que lo normal es tener uno contratado, es interesante plantearse si realmente el seguro de la comunidad de propietarios es obligatorio o facultativo.

La realidad es que no es obligatorio tener seguro en una comunidad de propietarios, ya que la Ley de Propiedad Horizontal solamente menciona la posibilidad de que la comunidad de propietarios contrate este tipo de cobertura con cargo al fondo de reserva, es decir, que lo plantea como una facultad de las comunidades de vecinos, no así como una obligación. Sin embargo, es importante tener en cuenta que sí se establece la obligación de contar con un fondo de reserva, o, lo que es lo mismo, una cantidad anual destinada a sufragar las obras de reparación y mantenimiento del edificio, así como las derivadas de incendios o inundaciones

Tampoco existe otra ley nacional que establezca que es obligatorio tener un seguro en una comunidad de propietarios, aunque en las comunidades autónomas de Madrid y Valencia sí existe normativa que obliga a la contratación de un seguro de responsabilidad civil ante terceros y contra incendios. Por lo tanto, dependiendo de la comunidad en la que se sitúe el inmueble, este trámite será obligatorio o no.

Sin embargo, aunque no es obligatorio un seguro de comunidad de propietarios, su contratación es altamente recomendable.

Cómo elegir el mejor seguro para la comunidad

Dada la importancia de contratar un seguro para la comunidad de vecinos, es necesario realizar una comparativa, estudiar las ofertas, y no escoger a la ligera.

Para realizar una buena elección, es recomendable pedir varias ofertas a distintas compañías aseguradoras, esto nos permitirá compararlas, ver las diferencias y valorar si la que escogemos es realmente una buena oferta.

Comparar capitales y primas

No hay que pasar por alto los capitales propuestos. Así, debemos comprobar los capitales, y no dejarse llevar por la prima, ya que al ser un capital más alto, también ascenderá la prima, pero es crucial que el capital asegurado alcance realmente a los conceptos que queremos cubrir. Es decir, no nos interesa ni pagar una prima mayor por un capital muy superior al que necesitamos, ni pagar una prima más baja por un capital que a la hora de la verdad no nos protegería de una contingencia. También es interesante comprobar que la suma asignada a la responsabilidad civil sea suficiente.

Comparar coberturas

Otro aspecto clave a tener en cuenta es la comparación de las coberturas, ya que un seguro puede ser más barato porque incluye menos coberturas. En ese caso, habría que valorar si estas son imprescindibles o superfluas, lo que variará en función de las necesidades e intereses de cada comunidad, por lo que habrá que tener en cuenta las condiciones concretas a la hora de compararlas.

Condiciones de pago

Por último, no debemos olvidar valorar las condiciones de pago y las posibles referencias de la compañía aseguradora a las que podamos tener acceso, ya que una cosa será lo que expongan sobre el papel, y otra la opinión de sus clientes sobre su actuación real.

Cuál es el mejor momento para contratarlo

Aunque no es obligatorio un seguro de comunidad, una vez que decidimos contratarlo, es importante no solo realizar una adecuada comparativa y escogerlo minuciosamente, sino también contratarlo desde el principio, es decir, desde que se celebra la Junta Constituyente.

Si nuestra comunidad ya cuenta con un seguro y lo que queremos es cambiar de compañía, lo más adecuado es adelantarnos a su vencimiento y aprobarlo en Junta de propietarios con anterioridad para poder realizar el cambio en el mismo momento del vencimiento.

Lo cierto es que el seguro de la comunidad de vecinos, aun cuando en nuestra comunidad autónoma sea facultativo, es una herramienta muy interesante para ayudarnos en la gestión de la comunidad de propietarios y también para reducir los niveles de conflictividad entre vecinos.

Compartir en:

Contacta ahora con Nosotros

¿Necesitas Administrador de Fincas?

Y recibe gratis 3 propuestas de
Administradores de Fincas de tu Localidad.