La franquicia se ha convertido en una buena alternativa para aquellos emprendedores que desean poner en marcha un negocio pero quieren hacerlo con la seguridad de tener detrás una empresa con amplia experiencia. Este modelo de negocio ya está presente en prácticamente todos los sectores y no podían faltar las franquicias de administradores de fincas.

¿Qué son las franquicias de administración de fincas?

Son empresas en las cuales nos encontramos con profesionales que se encargan de la gestión de los recursos de las comunidades de vecinos para que los propietarios puedan vivir cómodamente y sin preocupaciones, contando con todos los servicios que necesitan.

El objetivo de estas empresas es:

  • Captar clientes.
  • Mantener las comunidades captadas.
  • Administrar las fincas de forma rentable. Esto implica que la cuota cobrada debe ser suficiente para que la finca reciba todos los servicios que necesita, esté en óptimas condiciones y además el administrador gane dinero.
  • Resolver todos los problemas que puedan surgir en la comunidad.
  • Resolver los temas legales de la comunidad.
  • Mantener un determinado ratio de renovaciones de contratos año tras año.

Ventajas de una franquicia de administradores de fincas

  • La franquicia se encarga de todo lo relacionado con la imagen del negocio y el marketing.
  • El franquiciado recibe una extensa formación y el know how de la empresa madre para poder ejercer su actividad.
  • Cada franquiciado se beneficia del nombre y la buena imagen de la central.
  • Hoy en día no se necesitan locales grandes, algunas franquicias funcionan solo online.

Desventajas de pertenecer a una franquicia de administración de fincas

  • El franquiciado no tiene libertad a la hora de decidir cómo gestiona su empresa.
  • No se pueden hacer campañas de marketing y ofertas fuera de las estipuladas por la central.
  • Hay que pagar una parte de los beneficios obtenidos a la central (royalty).

¿Cuánto cuesta una franquicia de este tipo?

Depende mucho del modelo de negocio elegido y si la empresa exige o no un canon de entrada. El precio medio está en torno a los 20.000 € de inversión para poner el negocio en marcha, a lo que luego hay que sumar el porcentaje de los beneficios que se lleve la central.

Dentro de este sector también existen las conocidas como franquicias low cost de administración de fincas. En algunas de ellas se puede entrar con un presupuesto relativamente bajo que va desde unos 3.000 o 6.000 €, pero se trata esencialmente de aquellas que han elegido una modalidad de trabajo totalmente online, lo que permite abaratar los costes.

Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir la mejor franquicia de administración de fincas

Hay muchas franquicias especializadas en el sector de la administración de fincas. Antes de decantarse por una hay que valorar los siguientes aspectos:

  • Inversión inicial y existencia o no de canon de entrada. Las que aplican el formato low cost no suelen tener canon de entrada.
  • Requisitos que exige la empresa matriz para el local en el que estará la oficina. Esto puede hacer que el importe de montar el negocio sea más o menos alto.
  • Servicios que ofrece la franquicia a sus franquiciados: cursos de formación en diferentes áreas (fiscal, legal, inmobiliaria), gestión del marketing, etc.
  • Diferentes cánones a pagar.
  • Tiempo que el franquiciado deberá estar adscrito a la franquicia e importe a pagar si quiere romper el contrato antes de tiempo.
Compartir en: