Por norma general, los administradores de fincas son profesionales que desarrollan su trabajo con la máxima diligencia y siempre ajustándose a la legalidad, pero también en esta profesión nos podemos encontrar con personas que no son todo lo éticas que deberían y aprovechan su posición para quedarse con el dinero de la comunidad.

Un administrador de fincas puede quedarse con el dinero de dos maneras. La primera es sustrayéndolo directamente de la cuenta, la segunda (y más complicada de demostrar) es adjudicando contratos a empresas o profesionales con los que tiene un acuerdo para repartirse el dinero.

¿Qué hacer ante la sospecha de que el administrador está robando?

El primer paso es controlar bien las cuentas. El administrador debe facilitar al presidente el saldo de la cuenta bancaria a fecha de cierre del ejercicio contable. Además, el presidente está facultado para ir al banco y comprobar los movimientos que se han realizado.

Esta es la forma más sencilla de saber si se han realizado movimientos extraños. Muchos administradores que no son legales saben que la mayoría de los vecinos que ejercen como presidentes de la comunidad no se implican y no van a revisar las cuentas, por eso no son demasiado discretos a la hora de ocultar que están sustrayendo dinero.

En cuanto se detecta algo extraño hay que actuar y, lógicamente, hay que hacerlo a espaldas del administrador que está bajo sospecha para evitar que pueda eliminar las pruebas.

Guía de actuación en caso de encontrarnos con un administrador que roba

Una vez que las sospechas se han convertido en una realidad, hay que actuar. Lo primero es que el presidente vaya al banco y elimine la firma del administrador, así este deja de tener acceso a los fondos. Recuerda que el presidente es el representante legal de la comunidad de vecinos, así que tiene potestad para hacerlo y el banco no se puede negar.

A continuación debe convocar una junta de propietarios para exponer la situación y echar al administrador que está bajo sospecha. Algunas comunidades optan por dar una segunda oportunidad al administrador para que arregle la situación, pero esto no es recomendable, quien roba una vez suele hacerlo una segunda.

Para las comunidades de vecinos puede ser un problema quedarse un tiempo sin un gestor. Por eso, es recomendable que a esa reunión acuda el presidente con algunos presupuestos de otros profesionales. En este sentido Homyfincas.com es perfecto para solicitar un presupuesto para tu comunidad de vecinos y obtener varias ofertas ahorrando tiempo y dinero. Así se puede aprovechar y elegir al nuevo administrador de fincas en el mismo momento.

Al nuevo administrador se le puede pedir que analice con más detalle las cuentas de los últimos años. Si falta dinero habrá que reclamar al mismo al administrador antiguo, aunque lo más probable en estos casos es que el gestor no reconozca su culpabilidad y haya que ir a juicio para conseguir recuperar el dinero sustraído.

En realidad, saber si un administrador de fincas nos está robando no es tan complicado, solo es necesario que quien ejerce el cargo de presidente se involucre un poco y compruebe que los saldos bancarios y los movimientos realizados coinciden con los datos que figuran en la contabilidad.

Compartir en: